Tocar el final Countdown con un instrumento… peculiar

noviembre 6, 2008 at 10:43 pm (Música) (, , )

Pues pasen y vean señores, porque aquí les traigo un vídeo de un verdadero friki. Con gran habilidad y frikismo ha creado un instrumento casero basado en un teclado, una guitarrilla y un… algo por el que sopla, podría ser un matasuegras. Pero eso no es todo, no. LLegado un momento del vídeo… (esto empieza a ser demasiada presión…) canta… ¡CANTA! Sí…

Hacía tiempo que no me reía tanto con un vídeo de youtube. Es para flipar. El tiempo que sobra y… lo colgada que está la gente. Bueno, nada más ver la cara del tío, sin saber lo que va a hacer, ya da mal royo. Y para colmo en las etiquetas del vídeo, una de ellas es retard (osease, retrasado). Eso sí, no puedo dejar de verlo O.O

Vía | La guarida de ErDracu

Anuncios

Permalink Dejar un comentario

Higurashi no Naku Koro ni

noviembre 5, 2008 at 11:04 pm (Anime y Manga) (, , , , )

higurashi012

Higurashi no Naku Koro ni

Hoy me caso de la manga un post de estos retrasados, que supuestamente tendría que haber hecho en el verano… ¡Pero no importa! Más vale tarde que nunca =D

Higurashi no naku koro ni, un anime que consta de dos temporadas, la primera de 26 capítulos y la segunda de 24, y lo que puedo decir es que engancha, y mucho. Cómo la mayoría de los animes, lo descubrí por recomendaciones de webs o cosas por el estilo.

La verdad que la primera y la segunda temporada se diferencian bastante, es de lo mismo pero… me explico:

higuraLa historia se centra en una pequeña aldea, Hinamizawa. Y a ella se muda Keiichi, un chaval, adolescente. Como todos, a él también le toca ir a la escuela, y en la escuela de este pueblo conoce a mucha gente y crea su círculo de amigos: Rena, Satoko, Mion, Shion, Rika y él mismo. Todo feliz todos muy amigos… pero no todo es felicidad. Resulta que hay una extraña leyenda que dice que en un festival que se hace en esa aldea, el watanagashi ( fiesta local en la que se venera a Oyashiro-sama), ocurren cosas extrañas. Cada año, en la noche del festival, desaparace gente, y cada desaparición equivale a una muerte. Esto inquieta a Keiichi, pero, ¿no es verdad que dicen que es una leyenda? Pues ya está. Pero.. ¿y si no lo es? O.o

Ese es el punto inicial, pero la cosa no se queda ahí, ya que esta serie tiene un factor muy original. En la primera temporada hay varias historias, y en cada una de ellas uno de los personajes se hace el koroniprotagonista. Pero no es que en un tiempo argumentativo primero sea uno el protagonista y después tome el relevo otro, no, es que todas las historias son simultáneas, se complementan. En cada una ocurren cosas relacionadas con el Watanagashi, pero cuando cambia el protagonista, la historia se reinicia por así decirlo, volviendo al punto de partida. Parece un poco lioso, pero la verdad es que me parece una forma entretenida y original de narrar la historia. En la segunda temporada… bueno, si digera algo se estropearía, ¡y no quiero spoilear más de lo necesario!higurashi1

Eso sí, pese a que la apariencia de los personajes sea medio aniñada, la primera temporada no está hecha para personas demasiado sensibles, ya que hay alguna escena sangrienta… la segunda no, ¡excepto en las partes en las que salen imágenes de la primera claro!

Es una serie que recomiendo mucho, aun así. Aseguro que merece la pena y que te hace querer ver el final desde el primer minuto.

Opening 1:

Ending 1:

Permalink Dejar un comentario

Un poco de literatura japonesa

noviembre 3, 2008 at 10:25 pm (Anime y Manga, Libros) (, , )

Título: Un grito de amor desde el centro del mundo

Autor: Kyoichi Katayama

Para variar un poco, en vez de traer manga o anime o un libro occidental, aquí tengo un poco de literatura japonesa. de mano de Alfaguara nos llega a España esta novela que se basa en el romance de dos adolescentes, Aki y Sakutarô. Al principio se vé cómo se van conociendo. De primeras son compañeros de clase, pero curiosamente les toca juntos como delegados. Se hacen amigos, lo que a veces lleva a que Saku se cree “rivales”, porque Aki es muy popular y ya saben, los celos. A partir de ahí la empieza a mirar distinto y… ¡ay, el amor! Sobre todo el amor de instituto, qué idílico, que típico, entre mejores amigos… Pero el libro consigue sacarte una sonrisa en los labios, y de vez en cuando deja migajas de la cultura japonesa, mencionando levemente a Nausicaä del valle del viento. Todo ello hace de este libro una obra muy especial.

La verdad que es una novela sencilla, sin demasiadas complicaciones ni cosas extrañas en el argumento, ya que desde el principio sabes cual es el final de la novela, pero aunque sencilla y corta, es entretenida y romántica.

Una curiosidad es que tiene una serie televisiva, Sekai no Chuushin de, Ai wo Sakebu, y una versión manga.


-Por más que diga, la mayoría de la gente no piensa más que en sí misma-proseguí-. Con que coma bien,vale. Con que yo pueda comprarme lo que quiera, vale. Pero enamorarse de alguien significa pensar primero en el otro. Si yo sólo tuviera un poco de comida, querría dártela a ti. Si tuviera muy poco dinero, antes que comprarme algo que me gustara a mí, te lo compraría a ti. Y, sólo con que tú me dijeras que estaba bueno, ya se me quitaría el hambre y, su tú estuvieras contenta, también lo estaría yo. El amor es esto. ¿Crees que hay algo más importante que eso? A mí no se me ocurre ninguna otra cosa. Las personas que encuentran dentro de sí mismas la facultad de enamorarse hacen un descubrimiento más importante que los que han ganado el Premio Nobel. Y si no se da cuenta, o si no quiere darse cuenta, el ser humano es mejor que se extinga. Que haya una colisión con un planeta, o algo por el estilo, y que desaparezca pronto…

-¡saku-chan!-Aki dijo mi nombre con la intención de calmarme.

-… y las personas que, sólo porque tienen dos dedos de frente, se creen mejores que los demás, ésos son unos imbéciles. A esos tipos me entran ganas de decirles: <<¡Pues mátate estudiando si es lo que quieres!>>. Lo mismo pasa con ganar dinero. Quien sirva para eso, pues que no haga otra cosa en su vida. Y con lo que gane, que nos mantenga a todos.

-¡Saku-chan!

La segunda vez que me llamó, cerré, sinalmente, la boca. El rostro de Aki, con su sonrisa un poco cohibida, estaba muy cerca del mío. Ladeó un poco la cabeza.

-¿Nos besamos?- dijo.

Y éstas han sido unas líneas de lo que viene siendo en sí. Como se aprecia, se narra en primera persona desde el punto de vista del chico. y ahora… ¡a leer!

Permalink 2 comentarios